+502 22321430   |   2a. Avenida 1-11, zona 3 - Colonia Bran. Guatemala, C.A.

NINGUN SER HUMANO ES ILEGAL

NINGUN SER HUMANO ES ILEGAL

El fin de semana pasado fuimos testigos nuevamente de las caravanas de hermanos y hermanas hondureñas buscando una vida digna.  Estas tragedias humanas continuarán en virtud de que las causas estructurales y sus expresiones de violencia se encuentran vigentes.  La justa lucha de miles de personas para encontrar oportunidades en otros países a pesar de los riesgos es un signo vergonzoso de nuestro sistema que excluye y condena a la población más pobre.

Con mucha consternación y dolor advertimos la forma inhumana que han sido tratados por las fuerzas de seguridad del Estado, los bloqueos, el uso excesivo de la fuerza, las detenciones ilegales y las separaciones familiares registradas por parte de miembros del Ejército de Guatemala. Dentro de las caravanas muchos niños y niñas fueron objeto de maltrato y agresiones sin considerarse el interés superior de la niñez.

Nos llama la atención el estado de prevención decretado pocos días antes del arribo de las y los migrantes, en donde se generaron condiciones para justificar la participación ilegal de las fuerzas de seguridad que conformaron un muro humano que desnuda la naturaleza autoritaria del gobierno guatemalteco. No solo se limitaron derechos de las personas que migran, también se limitaron las acciones de las y los guatemaltecos dispuestos a ayudar a los afectados.

En virtud de los hechos, expresamos nuestra condena y repudio a las agresiones de las fuerzas de seguridad del Estado en contra de nuestros hermanos y hermanas centroamericanas migrantes. Exigimos hacer valer los principios del artículo 145 constitucional y anular de inmediato cualquier política pública violatoria del marco jurídico vigente y los tratados centroamericanos relativos al libre tránsito por territorio nacional. Demandamos la promulgación de acciones gubernamentales que respeten la vida, la integridad y el derecho a la libre locomoción de las personas.

Demandamos deducir responsabilidades a agentes y funcionarios de Estado que haya utilizado y autorizado la violencia contra las y los migrantes y detenciones ilegales, así como las leyes, código migratorio, convenios y tratados nacionales e internacionales en relación con el trato a personas migrantes sobre todo considerando la condición de ciudadanos centroamericanos, con especial énfasis en la protección de la vida e integridad de la niñez que acompaña a la referida caravana.

Guatemala, 21 de enero de 2021