+502 22321430   |   2a. Avenida 1-11, zona 3 - Colonia Bran. Guatemala, C.A.

COMUNICADO

 

SOLIDARIDAD CON EL DEFENSOR DE DERECHOS HUMANOS

 ANDERS KOMPASS

La Convergencia por los Derechos Humanos, manifiesta su solidaridad y respaldo al humanista y defensor de derechos humanos Anders Kompass, Director de Operaciones de Campo de la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Anders Kompass ha revelado a la fiscalía francesa, el informe confidencial que ha permitido conocer el abuso sexual cometido por efectivos militares franceses participando en la Misión de Paz de las Naciones Unidas, en contra de niños de la República Centroafricana. El funcionario de la ONU tomó dicha determinación, ante la falta de acción, por más de un año, por parte de las altas autoridades del organismo internacional.

Anders Kompass es un reconocido defensor de los derechos humanos quien por más de tres décadas ha estado al servicio de las causas humanitarias y de derechos humanos en varias partes del mundo, incluida Guatemala.

La difusión pública de estos hechos pone de manifiesto la importancia y la necesidad de adoptar medidas estrictas, de control funcional interno y externo al accionar de entidades que operan en nombre del sistema de naciones unidas en misiones de paz. En particular, de integrantes de fuerzas armadas en operaciones de paz multinacionales.

Como organizaciones de Derechos Humanos, respaldamos la acción adoptada por Anders Kompass y requerimos del sistema de Naciones Unidas, así como de las autoridades francesas, actuar de inmediato para procesar a los responsables de este deleznable crimen contra la niñez en la República Centroafricana. No hacerlo, sería una contradicción gigantesca con los principios que impulsa.

Solicitamos a la Oficina de Servicio de Supervisión Interna (OSSI) de Naciones Unidas, no requerir la dimisión de Kompass y le recordamos que, en el 2004,  no actuó cuando esta Convergencia manifestó su queja porque el ex funcionario Bertrand de La Grange reveló información confidencial que sí puso en riesgo a organizaciones de DDHH en Guatemala. La Grange utilizó dicha información con fines de lucro, por cuanto la incluyó en un libro de su autoría, en conjunto con Maité Rico, pese a la obligación de confidencialidad a la que estaba sujeto. El caso de Anders Kompass por el contrario, es una acción desesperada ante la inacción frente a un hecho criminal y brutal que atenta contra todo principio humanitario.

Guatemala, 30 de abril de 2015