Migrar es un derecho, no hacerlo también