+502 22321430   |   2a. Avenida 1-11, zona 3 - Colonia Bran. Guatemala, C.A.

PRONUNCIAMIENTO

APUNTALEMOS LA DEMOCRACIA

 

La Convergencia por los Derechos Humanos reconoce que una parte mayoritaria de la ciudadanía guatemalteca apostó con su voto al fortalecimiento de la institucionalidad.  No obstante, las redes y discusiones sociales estuvieron salpicadas de la certeza de que la votación no resolvía la crisis y muchas personas mostraron su temor de que si no participaban esta se profundizaría.  El resultado de la discusión colectiva y las opciones individuales arrojan la asistencia más alta a las urnas desde 1985.

Cabe destacar que los comicios no estuvieron libres de ilegalidades por parte de algunos partidos políticos, ni de problemas en el proceso, lo que en ciertas jurisdicciones dio espacio a la violencia.  Como organizaciones de derechos humanos no podemos ser autocomplacientes y celebrar un acto electoral en donde hechos delictivos y de violencia se dieron en 75 localidades. Un proceso en donde el Tribunal Supremo Electoral tiene bajo investigación más de 400 Juntas Receptoras de Votos. En donde un partido político desobedeció sistemáticamente las normas electorales y resoluciones del Tribunal, o en donde, por decisión de última hora, por disposición del TSE, en 15 circunscripciones no se tuvo derecho al voto.

A pesar de la votación masiva, la ilegitimidad del proceso nos lleva a plantear que como ciudadanos y ciudadanas que actuamos en lo individual o en lo colectivo, no podemos dejar de exigir el cambio que nos permita salir de esta crisis.  Por ello,  planteamos las siguientes acciones a realizarse entre la fecha de hoy y la segunda vuelta:

  1. Al Tribunal Supremo Electoral
  • Revisar los resultados de la elección en todas las circunscripciones en donde las personas denunciaron acciones de acarreo o compra de votos; además de aquellas en donde hubo expresiones de violencia.
  • Sancionar y cancelar al Partido Líder que además de sobrepasar el techo de campaña, desobedeció al Tribunal Supremo Electoral y la orden de no hacer campaña 36 horas antes de la elección.

 

2. A los Jueces, Corte Suprema de Justicia y Corte de Constitucionalidad que tienen en sus manos procesos de antejuicio contra funcionarios, que los resuelvan con celeridad para que el Ministerio Público  proceda con la investigación y así evitar que tomen posesión personas que estén bajo proceso penal.

3. Al Ministerio Público, que a la brevedad posible proceda con la investigación en contra de candidatos que no fueron electos, para evitar que los procesos queden en la impunidad.

4. Al Presidente de la República, reorganizar el gasto del Estado para garantizar que el sistema de salud y el sistema de educación tengan con qué funcionar. Para ello, es menester revisar las plazas fantasmas o innecesarias, creadas por los diversos gobiernos para responder a favores políticos.

5. Al Congreso de la República que:

  • De forma inmediata retome el proceso de la Reforma a la Ley Electoral y de Partidos Políticos (LEEP), y que conozca en primera lectura la Iniciativa presentada por el Tribunal Supremo Electoral y respaldada por la Plataforma Nacional para la Reforma del Estado.  Dicha iniciativa debe ser aprobada por el Congreso sin ninguna reforma.
  • Haga público el proceso de discusión y aprobación del Presupuesto de la República 2016 y que no se permita la negociación del listado geográfico de obras con diputados en lo individual o bancadas.  Dicho listado debe reflejar lo solicitado por los Consejos de Desarrollo Departamentales.

6. A las personas y grupos que han enarbolado la defensa de nuestro derecho a la vida, la igualdad, la libertad y el bien común en las calles, en las redes sociales, en el trabajo y en el hogar  les pedimos que no desmayen en su accionar porque #EstoApenasEmpieza

 

Guatemala, 8 de septiembre de 2015